En los últimos años, aprender a meditar ha dejado de ser cosa de “raritos” para aplicarse al mundo empresarial. (En España, en el extranjero llevan décadas haciéndolo). Sólo que en vez de ser la meditación tradicional, es una práctica que se llama “Mindfulness”. ¿La conocías?

Basada en las técnicas de meditación budistas y la filosofía zen, lo que busca esta técnica es ser conscientes del aquí y el ahora. La traducción del anglicismo sería “conciencia plena”, y a lo que se refiere es a ser consciente de uno mismo. Con sólo media hora de meditación, es suficiente para aumentar la concentración y la capacidad de atención. Además, mejora la memoria y la toma de decisiones; porque regula las emociones. Si las emociones están reguladas, no actuamos “con la tripa” sino “con la cabeza”, y las cosas en frío salen mejor.

Aplicado al trabajo, si las emociones están reguladas, el equipo se escucha entre sí, es más empático y se mejoran las relaciones, por lo que crece la conciencia de grupo, y así mejora la calidad del trabajo.
Lo que propone el Mindfulness es que nos demos cuenta de qué sentimos en cada momento, sin intentar cambiar ese sentimiento. Para llegar a esa conciencia, John Kabat-Zinn, uno de los impulsores de este tipo de meditación, propone que realicemos ejercicios sencillos. La sencillez de una imagen, de un sonido o la propia respiración como puntos de concentración.
La meditación lo que pretende es que seamos conscientes de lo que pasa dentro de cada uno. Cuando sabes qué es lo que pasa, es más fácil que veas cómo vives las cosas, por lo que las decisiones se hacen más sencillas. Meditar consiste en no pensar qué nos queda por hacer, qué hemos hecho, dicho… sino en el ahora.


Una vez se saben los beneficios que tiene la meditación (hoy se aplica en tratamientos neurológicos y psicológicos en muchos países del mundo), se ha llevado al campo empresarial. Compañías como Google o Deutsche Bank imparten a sus empleados meditaciones guiadas gratis, percibiendo sus beneficios en el ambiente de los equipos de trabajo y hasta en la productividad de la empresa. ¡En Focus on Women, también, lo practicamos!.
Damos fe de que gracias a esta técnica de meditación, el ambiente laboral es mejor (¡todavía más!), y el funcionamiento de la oficina en el día a día es mucho más fácil. Al estar en el aquí y ahora, el agobio es mínimo por mil cosas que haya que hacer.

http://www.focusonwomen.es/aprender-a-meditar-mindfulness/

Son varias las empresas que han diseñado una cultura empresarial entorno a la felicidad de sus empleados y han demostrado una innovación en capital humano con grandes resultados a largo plazo.

Se trata de aplicar la felicidad como cultura corporativa, como ADN, generar experiencias auténticas en sus empleados y asociaciones positivas para que el principal valor de marca sea “la felicidad”.

Es cada vez más evidente que la felicidad dentro de las empresas genera una atmósfera creativa y un ambiente propicio para despertar la innovación.

7 casos de Felicidad Corporativa

1 – Zappos – Zappos es una empresa que ha sido premiada por 6 años consecutivos dentro de las 100 mejores empresas para trabajar según FORTUNE MAGAZINE. Se describen como una familia y tiene sus 10 valores fundamentales manifestados en unmanual compartido con el mundo y describe los secretos de su cultura y valor humano detrás de su marca.

2 – Patagonia – La empresa B fundada por su CEO Yvon Chouinard integró desde el principio en su cultura, una política de flexibilidad laboral basada en los intereses de sus empleados que son adictos a las actividades al aire libre y deportes extremos. Su programa  “Let our people go surfing” permite que los empleados se tomen horas libres durante el día laboral para hacer actividades que disfrutan y les hace bien.

3 – Google – Esta empresa se siente orgullosa de entender claramente lo que necesitan sus empleados para ser felices y hace de eso su filosofía. Sus instalaciones incluyen gimnasios, comida saludable, y espacios abiertos mientras que también incorpora en sus valores el concepto que “podes ser serio sin un traje”, filosofía que manifiestan en el punto 9 de las “verdades en google”.

4 – 72andSunny – La agencia de publicidad con oficinas en Nueva York, Amsterdam y Los Ángeles, describe ser una agencia con valores de apertura, optimismo y colaboración en todo lo que hacen. Estos valores se reflejan claramente en sus actividades diarias. Desde el comienzo han incluido en su staff a una “life coach” o asesora de vida que está al servicio de todos los empleados para apoyarlos emocionalmente, y ayudarlos a elevar su potencial a nivel personal y profesional. La agencia continúa innovando y el mes pasado inauguró una nueva división de negocio que incorpora el concepto “hacer bien” (“do good”) bajo el servicio “Brand citizenship” y lo ofrece a su actual cartera de clientes que incluyen Samsung, Starbucks, Adidas, etc. con el propósito de que las marcas formen mejores ciudadanos a través de sus estrategias de branding.

5 – Las Páez – Esta Empresa B en Argentina tiene en su staff un “Gerente de Felicidad y Cultura“ cuyo objetivo es armar una vida feliz. Esta empresa se propone ser la más amada del mundo. Para eso, la gente que trabaja tiene que amar lo que hace.

El “Gerente de Felicidad” se ocupa de mimar a los empleados, que la pasen bien, los escucha y sabe que les está pasando en todo momento. Además procura generar proyectos claves para que el clima de trabajo sea armonioso y que los empleados estén motivados. “Uno se pasa el 70% de su vida en el trabajo, y si yo puedo lograr que ese 70% sea agradable, la calidad de vida de las personas mejora”, explica Daniel Cerezo en su charla de Human Camp Córdoba.

6 – Mercadona – La cadena de supermercados española aplica una política de gestión en la que uno de sus pilares está en el cuidado de su personal. Mercadona ofrece sueldos por encima de la media en el sector, además de aplicar políticas de conciliación familiar y promociones internas como elementos clave de su política de recursos humanos.

7 – The Happy Startup School – Este centro de formación para la creación y desarrollo de startups y apoyo a emprendedores, focaliza su metodología en que los emprendedores integren la felicidad como factor clave en sus modelos de negocios. Para ello ha creado el Happy Startup Canvas, donde integra elementos puramente empresariales con otros más personales y emocionales. Su e-book gratuito da una guía para empezar tu propio happy startup.

Es evidente que la felicidad se ha transformado en el principal ingrediente para captar nuevos talentos. Si las empresas del mundo quieren innovar, es momento que comiencen este camino hacia una mirada más holística del bienestar de las personas y que descubran la forma de crear su propio ADN de felicidad que claramente acelera los procesos creativos y de innovación.

Ya llevamos más de trescientos años dándole énfasis al desarrollo industrial, lo cual ha favorecido enormemente a que se rompan fronteras y se generen puentes, alianzas y desarrollos comerciales de gran envergadura. Y aunque sin duda este desarrollo industrial y tecnológico ha favorecido y ha contribuido a mejorar la calidad de vida de la mayoría de los habitantes de este planeta, el precio parece ser muy alto. Porque a mayor adelanto en estos aspectos, mayor retroceso humanístico.

Para retomar el tema de los valores y su práctica, se ha tomado un concepto que puede resultar atractivo…Hablamos de la METAINTELIGENCIA. Un concepto acuñado por Danah Zohar quien señala que es la inteligencia que permite poner nuestra vida en un contexto más amplio y significativo, además de ser la base para un eficaz funcionamiento de la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional.

La METAINTELIGENCIA o la Inteligencia Espiritual que de hecho es exclusivamente humana, es la capacidad de trascendencia, la capacidad de hacer las cosas con un sentido sagrado, es la capacidad de tener una conducta armónica , equilibrada, tranquila para tomar decisiones responsables, es la que permite entender el sentido de la existencia y nuestros actos

“Desarrollar las virtudes y expresar los valores nos acerca a dar lo mejor y actuar desde lo mejor de sí”

Por un momento consideremos como puede ser un mundo donde cada integrante trabaje como si su labor no importa cual, fuese su misión, que las empresas emplearan más que la competencia la coopetencia, que la responsabilidad social , el cuidado y desarrollo de sus colaboradores fuese su principal consigna, que el cuidado del medio ambiente su emblema. Que el respeto, la lealtad, el servicio, se convirtiera en la principal filosofía de la empresa pequeña o grande.

En el mundo que hemos creado, donde el pez grande se come al pez pequeño, decir esto es quizá una quimera.

Lo cierto es que la nueva ola corporativa va estar manejada e influenciada por estos principios, porque cada vez hay mayor despertar espiritual en cada individuo y obviamente lo igual atrae lo igual, las empresas que NO estén alineadas con la práctica de los valores no trascenderán.

Posicionarse para la era que viene necesitara más que en un buen departamento de mercadeo, necesitara generar y promover la METAINTELIGENCIA y proyectar compromiso con la vida, el medio ambiente y el servicio.

Las organizaciones, están comenzando a cambiar su visión y poco a poco su misión, sintonizándose con valores y con un sentido de responsabilidad donde todos ganan.

LUIS EDUARDO GODMAN
Experto en comunicación. Relaciones humanas, Metainteligencia. Coach Life
Conferencista y consultor internacional para el mejoramiento continuo