¡Hola a todos!

Estoy muy emocionado de estar aquí hoy y quiero darles la bienvenida a este espacio, un lugar seguro y lleno de mucha información un blog creado para aquellos que están buscando una conexión espiritual, hoy hablaremos sobre sexualidad sagrada. Mi nombre Didier Ardila Morales, psicólogo de profesión y terapeuta transpersonal.

¿Cuántos de nosotros creemos que esta práctica, implica realizar poses acrobáticas y ridículas, o estar constantemente en un estado zen y meditativo? Esta percepción limitada y corta de  información nos lleva a considerarla aburrida e impráctica, sin valor real.

Por eso, hoy quiero compartir algunos datos curiosos y mitos sobre la sexualidad sagrada, para que podamos cambiar nuestra perspectiva sobre ella. Espero que este blog te proporcione una información diferente, que te invite a abrir la mente y a cuestionar tus creencias.

 

¡Bienvenidos, y por favor no me creas nada!

*Cultura e Historia* ¿sabías qué? 

 

  • En la antigua Mesopotamia, se practicaban rituales de fertilidad que incluían la participación en orgías sagradas dentro de los templos dedicados a diosas como Ishtar. Estas orgías eran consideradas actos de adoración destinados a garantizar la fertilidad de la tierra y la prosperidad de la comunidad, y se creía que la participación en ellas aseguraba la bendición divina y la protección de los dioses.

Sin embargo, en la actualidad, hemos visto un cambio significativo en la forma en que entendemos y practicamos la sexualidad en grupo. Las fiestas swinger y las orgías modernas han evolucionado para centrarse principalmente en el placer físico y la satisfacción personal, alejándose de la conexión espiritual y la adoración que una vez caracterizó a los rituales antiguos. Este cambio refleja una pérdida de la dimensión sagrada de la sexualidad en grupo, donde la búsqueda del placer individual ha eclipsado la importancia de la conexión emocional y espiritual entre los participantes. A medida que exploramos nuestras prácticas sexuales contemporáneas, es importante reflexionar sobre cómo podemos recuperar esa conexión sagrada perdida y reconectar con la profundidad y el significado que una vez estuvo presente en nuestros ancestros.

 

  • En la India, se practicaban rituales extremadamente intensos que involucraban el consumo de drogas alucinógenas y la participación en rituales sexuales en los que se buscaba alcanzar estados alterados de conciencia y unión con lo divino. Estos rituales incluían prácticas como el uso de plantas sagradas y la realización de actos sexuales rituales en templos dedicados a deidades tántricas.

 

Actualmente, observamos cómo el Tantra a menudo se asocia con técnicas sexuales avanzadas y la búsqueda del placer físico, en lugar de la conexión espiritual y emocional.

 

También observamos el uso de sustancias psicoactivas y drogas completamente desconectadas de la sexualidad. Mientras que antes se buscaba una conexión más profunda, ahora el enfoque tiende a estar más orientado hacia el placer inmediato. Es importante reflexionar sobre cómo ha evolucionado nuestra relación con estas sustancias y cómo podemos volver a enfocarnos en buscar una conexión más consciente y significativa en nuestras experiencias sexuales.

 

  • En las culturas precolombinas de América Central y del Sur, como los mayas y los aztecas, se llevaban a cabo ceremonias sagradas que incluían la participación en sacrificios humanos y rituales de canibalismo como parte de los rituales de fertilidad y adoración a los dioses. Estos actos bizarros se realizaban con el fin de asegurar la protección divina para la comunidad.

Aunque en la actualidad no vemos actos de sacrificios humanos, observamos prácticas como el BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo, Masoquismo), donde se busca satisfacer necesidades de dominio, sumisión y control. Estas prácticas, lejos de generar una conexión espiritual.” Deterioran tanto el cuerpo como la mente, generando una sexualidad más animal e instintiva lo que sin duda nos aleja de esa conexión divina y sagrada que se da en el acto de la sexualidad. 

 

“En este momento, quiero darte las gracias por llegar hasta aquí. Seguro te estás preguntando qué tiene que ver todo esto de las civilizaciones antiguas con nuestra vida moderna. Bueno, resulta que esta información nos ayuda a entender mejor los mitos que circulan hoy en día sobre la sexualidad sagrada. ¿Te gustaría saber cuáles son? Pues bien, sigamos recorriendo juntos este camino.”

  • *Mito 1: La Sexualidad Sagrada no Permite el Placer*

 

¡Error! La sexualidad sagrada no niega el placer, sino que lo eleva a un nivel superior. En lugar de centrarse únicamente en la satisfacción física, la sexualidad sagrada invita a explorar el placer en todas sus dimensiones: física, emocional y espiritual. Se trata de una experiencia holística que nos conecta con nuestra propia divinidad y la del otro.

  • *Mito 2: La Sexualidad Sagrada es un Montón de Posturas Físicas Explícitas en el Kama Sutra*

 

¡Nada más lejos de la realidad! Aunque el Kama Sutra es una obra venerada por su sabiduría en el arte del amor, la sexualidad sagrada va más allá de las posturas físicas. No se trata de ejecutar acrobacias en la cama, sino de cultivar una profunda conexión con el otro a través de la intimidad y la entrega mutua.

  • *Mito 3: Para Tener Sexualidad Sagrada Hay que Ser un Santo o una Persona Iluminada*

 

¡Falso! La sexualidad sagrada está al alcance de todos, independientemente de su nivel de iluminación o santidad. No se trata de alcanzar un estado de perfección espiritual, sino de abrirse a la experiencia del amor y la conexión divina a través del acto sexual. Cada uno de nosotros tiene el potencial de vivir una sexualidad sagrada, solo hace falta disposición y apertura de corazón.

  • *Mito 4: La sexualidad sagrada es solo para parejas heterosexuales. *

Error. La sexualidad sagrada no está limitada por la orientación sexual de las personas involucradas. Al contrario, es una práctica que celebra la diversidad y la autenticidad de todas las identidades y expresiones de género. En lugar de imponer restricciones basadas en normas sociales obsoletas, la sexualidad sagrada nos invita a explorar el amor, la intimidad y la conexión divina sin importar quiénes seamos o a quién amemos.

  • *Mito 5: La sexualidad sagrada es incompatible con el amor romántico. *

La sexualidad sagrada no solo es compatible con el amor romántico, sino que lo enriquece y profundiza. Al contrario de lo que se cree, la sexualidad sagrada abarca todas las formas de amor y conexión, incluyendo el amor romántico. Esta práctica invita a las parejas a explorar la intimidad física, emocional y espiritual de una manera que fortalezca su vínculo amoroso y los lleve a una conexión más profunda y menos aminal o instintiva.

  • *Mito 6: La sexualidad sagrada garantiza una conexión espiritual inmediata la iluminación. *

Si bien la sexualidad sagrada puede facilitar una conexión espiritual profunda, no garantiza una iluminación instantánea. La iluminación es un proceso complejo y personal que requiere tiempo, práctica y dedicación. Si bien la sexualidad sagrada puede ser una herramienta poderosa en este viaje, es importante entender que no hay atajos hacia la iluminación y que cada individuo sigue su propio camino hacia la comprensión espiritual.

  • *Mito 7: La sexualidad sagrada siempre lleva al orgasmo. *

Si bien el orgasmo puede ser una parte natural de la experiencia sexual, la sexualidad sagrada no se trata exclusivamente de alcanzar el clímax. En lugar de enfocarse únicamente en el placer físico, la sexualidad sagrada invita a las parejas a explorar la intimidad, la conexión emocional y la espiritualidad durante el acto sexual. No hay una expectativa de que cada encuentro sexual resulte en un orgasmo, ya que el objetivo principal es la conexión mutua y la profundización de la relación.

 

En conclusión

La sexualidad sagrada va más allá de un simple acto físico o de las restricciones impuestas por la cultura o la religión. Es un viaje holístico que nos invita a conectar profundamente con nuestro cuerpo, mente y espíritu. En un mundo donde la pornografía y las prácticas vacías han distorsionado nuestra percepción de la sexualidad, la sexualidad sagrada emerge como un faro de autenticidad y conexión genuina.

Al explorar la sexualidad sagrada, nos liberamos de la idea de que somos meros animales impulsados por instintos básicos. En cambio, nos elevamos hacia una comprensión más completa de nuestra humanidad, honrando la divinidad que cada uno de nosotros tiene, creando puentes entre lo humano y lo divino 

Es cierto que la sexualidad sagrada ha enfrentado desafíos en su camino, con prácticas ancestrales desvirtuadas por visiones distorsionadas y superficiales. Sin embargo, este renacimiento nos brinda la oportunidad de reconectar con la esencia misma de lo sagrado en nuestra sexualidad, trascendiendo las limitaciones impuestas por una sociedad desconectada de su verdadero ser.

 

´No buscamos abstraernos de lo humano sino, por el contrario, queremos experimentar todo desde la plenitud. No defendemos la moral, sólo la conciencia inmediata”.

Daniel Oldier

 

Nota: Este blog es una exploración personal y no sustituye el consejo de un profesional de la salud.

“Por favor no me creas nada verifícalo todo, porque la única forma que algo tenga valor para ti y que sea de utilidad es viviéndolo por ti mismo¨ 

 

¡te gustaría saber más sobre temas de espiritualidad, conciencia y desarrollo del ser te invito a visitar la siguiente página web luiseduardogodman.com